La semana pasada me pasé un par de noches medio desvelado. Resulta que una compañera tuvo la mala idea de pasarme el link con la nueva tanda de archivos desclasificados por la Casa Blanca, sobre Argentina. Lo que empezó con un “a ver que hay”, terminó con una obsesiva búsqueda y descarga de los 5.596 documentos que los yanquis eligieron para desclasificar. Quienes me conocen de otros ámbitos de la vida quizá no lo saben, pero yo no soy historiador porque tenía que “estudiar algo”. Soy de esos bichos raros, que comparte con sus colegas esa extraña pasión por revisar archivos y documentos del pasado. La apertura de un nuevo reservorio documental sobre un tema que nos interesa, puede llegar a ser tan emocionante como un capítulo nuevo de Game Of Thrones… Así que… ¡le metí con todo!

Para colmo de males, la serie empezó interesante. Entre las primeras cosas que encontré había un documento bastante increíble, del 26 de marzo de 1976, que decía literalmente lo que sigue:

“Mario Roberto Santucho, el líder de la organización guerrillera argentina, Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), recientemente envió un mensaje al premier cubano, Fidel Castro, para pedirle que enviara 2.500 tropas cubanas a Argentina, para ayudar al ERP a llevar a cabo las actividades guerrilleras que eventualmente se podrían dirigir a la caída del gobierno argentino”[1].

Santucho y Fidel.PNG

 

(¿Cubanos a las armas?) A renglón seguido el documento decía que “el pedido de Santucho había sido de negado por Fidel Castro”. O sea, nada…

Más allá de lo inverosímil del episodio, la supuesta negativa de Fidel lo arruinó todo antes de empezar. El tema no pasa de ser una anécdota entre exótica y medio fantasma. Típica de las teorías conspirativas de los servicios (“si seguíamos así, nos convertíamos en Cuba”)

Pero la cosa recién empezaba y los motivos de mi desvelo vinieron después. Entre esa masa documental encontré un cable de la CIA titulado “Antecedentes de la operación que llevaron al descubrimiento por las Fuerzas de Seguridad de Mario Santucho, Comandante del Ejército Revolucionario del Pueblo”. Estaba sentado, pero casi me caigo de culo. Como muchos/as sabrán, la caída del Roby y toda la dirección del PRT-ERP sigue envuelta en controversias y misterios. La posibilidad de encontrar la respuesta a semejante pregunta me dejó helado…

Así que me la pasé todo la semana durmiendo sin dormir, revisando más documentos y pensando cuál era la mejor forma de publicar lo que había encontrado. El tema es delicado y quería tratarlo con respeto y cuidado. A la vez quería compartir este hallazgo con quienes, como yo, andamos buscando la verdad sobre los hechos del 19 de julio. Finalmente, el 19 de abril publiqué en mi blog el resultado de todo eso bajo el título “Santucho desclasificado. La caída del Roby en los documentos de la CIA”[2].

Varias veces dudé si había algo nuevo en lo que estaba escribiendo y mostrando. Creo que sí. Pero no es la historia. Es una pieza más del rompecabezas hecho trizas por el terrorismo de estado.

Además, estoy convencido que cada elemento que nos permita volver a poner la pregunta sobre nuestros/as compañeros/as, vale la pena. El terrorismo de estado no es algo que pasó. Es continuo, es presente e ininterrumpido. Porque la desaparición y la apropiación de menores no han cesado. Porque las secuelas del terror y el saqueo se pueden ver por las calles, si uno sabe mirar.

Nuestro pueblo lo sabe: hay 30 mil razones para volver a pensar, preguntar, gritar y cantar sus nombres. Vale la pena el desvelo. Están todos los sueños que soñaron nuestros/as compañeros/as.

Yo me siento compañero del Roby, he ido tejiendo un lazo afectivo con él y con nuestro PRT-ERP. Porque los/as he ido conociendo, preguntando por su lucha, por sus causas, por su muerte, sus cuerpos, y muchas veces, una pregunta que los/as historiadores necesitamos dejar de lado, que hubiera pasado si….

Tiene razón Carlos Solsona- padre de la nieta 129- “nos quedamos sin los/as mejores”[3]. Por eso los/as seguiremos buscando, siempre. Por eso seguiremos preguntando, siempre. Hasta la victoria.

¡Sólo con ellos/as venceremos!

 

La ilustración se la tomé prestada a Remedios Varo, "Insomnio II", 1947

Notas:

[1] Argentina Declassification Project, ADP-Archives, NW 55810, DOCID-33004386, 26 de marzo de 1976. Traducido del inglés por el autor. Fuente: https://www.intel.gov/argentina-declassification-project/records

[2] Santucho desclasificado. La caída del Roby en los documentos de la CIA

[3] “Yo no me arrepiento, lamento que no hubiéramos triunfado”

Anuncios