Hoy, 26 de septiembre, se cumple el primer aniversario de la desaparición de los 43 estudiantes mexicanos de la escuela normal de Ayotzinapa. Este hecho que conmovió al planeta -o al menos a los que sentimos en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo- dejó varios aspectos para la reflexión, el análisis, la conciencia y el dolor.

Una de las cuestiones que emergieron de estos hechos fue el rol jugado por la policía local, en este caso en particular y en las redes de narcotráfico en general.

El modelo de las “policías comunales” o “locales” viene siendo aplicado tanto en México como en Colombia y en ambos lugares dio sobradas muestras de las posibilidades que estas estructuras brindan a la corrupción y por ende al rápido entrelazamiento con las bandas dedicadas al narcotráfico y otros negocios ilegales (¡más rápido que el de las policías tradicionales!)

En Argentina, esta policía de receta rápida (al estilo de las sopas instantáneas o la chatarra fast food), ya ha protagonizado en los pocos meses de su existencia, varios casos de gatillo fácil (¿será gatillo “rápido”, como su preparación?)

También la ya probada “Metropolitana”, que quería salir a patrullar munida de picanas, y probó su gallardía en la represión del Hospital Borda, acumula varias acusaciones.

Resulta por eso preocupante la aplicación de esa política en Argentina. Resulta preocupante que decenas de militantes “¿populares?”, avalen una campaña electoral que lleva como una de sus promesas la aplicación de “Una policía Local para Tu Victoria” en todo el país.

Resulta preocupante que efectivamente en varios puntos del país, (y al margen de las campañas demagógicas) se estén programando o llevando adelante estas políticas. Resulta preocupante la cantidad de armas que el Estado Nacional y los estados provinciales están poniendo en manos de gente sin preparación. Y más aun la cantidad de armas que ponen en manos de otra con mejor preparación: ¡para matar!

La pregunta obligada es: ¿para qué guerra se están preparando?

La propaganda oficial del Gobierno de la Provincia de Santa Fe, que adorna las carteleras de publicidad, también está llena de policías y patrulleros cero kilómetro. Entre los chiches nuevos de la poli santafesina se exhibe un lujoso ¡camión hidrante! ¿Van a perseguir a los narcos o ladrones con chorros de agua? ¿O es que el versito de la seguridad les sirve para prepararse para otras tareas?

Otra cosa que dejó claro el caso de Ayotzinapa es que las fuerzas parapoliciales del narco junto a los organismos del Estado podían ser muy útiles para reprimir a disidentes políticos o sociales.

¿Qué ven en el horizonte todos los partidos de la burguesía (PJ/FPV/PRO/FR/PS/UCR) que están llenando la argentina de milicos de todos los colores?

El señorito, ex jefe de gabinete y ahora dueño de “la gran avenida del medio” se ha animado a proponer que se saque al Ejército a patrullar las calles…

Mientras que la amable Gendarmería, que hace rato lleva adelante esa tarea en las principales ciudades de nuestro país, ha multiplicado su número de manera permanente durante los últimos años “ganados”. En 2011, Nilda Garré afirmaba que el personal había crecido un 76% respecto de 1.999 (13 mil verdes más). Además de la renovación de la flota de autos, motos, camiones y helicópteros. Los efectivos no son para controlar “la frontera”. O sí, la frontera de la capital de la burguesía. La mayoría se destinan a los “Operativo Centinela”, “Plan Cinturón Sur”, “Control Acceso a CABA”, en el conurbano bonaerense. O para invadir ciudades, como la “peligrosa” Rosario.

¿Para qué tanto uniformado? ¿Para qué tantas armas?

Si nos remitimos a la historia de nuestro país, el Estado (que NO somos todos), la principal guerra que ha llevado adelante ha sido contra el pueblo que habita este territorio. Inauguró su existencia con el genocidio contra los pueblos originarios en la Patagonia y el gran Chaco, acrecentó su prestigio con la Semana y la Patagonia Trágica, dejó millares de muertos a las órdenes de la Forestal, bombardeó desde el aire Plaza de Mayo y procuró exterminar a 30.000 hijos de este pueblo, queriendo borrar hasta las huellas de su muerte… por sólo mencionar los hitos más notables de su práctica.

Por eso, tratándose de recetas calcadas de dos Estados que hoy llevan adelante el terrorismo contra su población, como Colombia y México, me pregunto: ¿Policía local para Qué Victoria?

Me pregunto: ¿buscan combatir el narcotráfico o allanarle el camino?

Me pregunto: ¿no sería mejor invadir las calles de maestros, médicos, artistas, profesores, trabajadores sociales, etc.?

Con mucho pesar me pregunto:

¿La lucha por los derechos humanos es sólo una cuestión del pasado?

¿Quién nos va a venir a pedir perdón en nombre del Estado de acá a 30 años?

GSF Patrullas y Camión Hidrante httpwww.agenciafe.comnoticiasval244635el-gobierno-de-santa-fe-entreg%C3%B3-1-cami%C3%B3n-hidrante-79-patrulleros-y-2-drones-para-la-polic%C3%ADa-de-rosario.html11825990_982739628414780_8434915593583565430_n

0011894769

0003549576 gendarmeria-nacional

Captura

Y DE YAPA:

“…Quiero una LEY DE SEGURIDAD AMPLIADA para que las ¡FUERZAS ARMADAS!:Ejercito, Fuerza Aerea y Marina, puedan ATACAR y Bloquear la frontera, pero también ayudar y ENTRAR EN LOS BARRIOS MÁS HUMILDES…

 

facebook.com/lapalabracaliente/

Anuncios